Spanish English French German Italian Portuguese Russian
Today: 18.Oct.2017

Segunda Aparición (8 De Mayo De 1631)

Rate this item
(0 votes)

La segunda y más grandiosa aparición, aconteció la noche del siete al 8 de mayo de 1631. Debido a su desobediencia, le sobrevino Diego Lázaro una grave enfermedad, un mortal cocolixtli (El cocoliztli en español "enfermedad, mal",  fue una enfermedad que afectó a los nativos de la Nueva España, tras la llegada de los conquistadores españoles) , que lo puso a las puertas de la muerte.

Ya estaba agonizando dentro de su jacal, rodeado de sus deudos que le ayudaban a bien morir, cuando de pronto, penetro por la puerta un vivo resplandor, como la luz de un relámpago, que
aterrorizó a los presentes y los obligó a salir huyendo, dejándo sólo al enfermo.

Al cabo de un buen rato, y repuestos ya del susto, regresaron a ver si la casa no se había quemado, pues era de paja. Entraron y vieron que el enfermo parecía ya había muerto. En ese momento, abrió los ojos, se recuperó y se puso hablarles en estos términos:

"No tengan miedo por mí, porque San Miguel se me apareció, me dio la salud y me llevo (no sé cómo una quebrada que está aquí cerca, yendo del santo delante de mí para hacer paso franco, estando en dicha quebrada, me dijo:

- Aquí en donde toco con esta vara (era una vara de oro que llevaba en la mano, con una cruz por remate) está aquella fuente de agua que te dije cuando ibas en la procesión; manifiéstala luego, si no serás gravemente castigado".

Bajó entonces del cielo una luz de mucho resplandor que baño de claridad el lugar de la fuente.

-"Esto en los que has visto bajar del cielo, me dijo el ángel, es la virtud que Dios le comunica a esta fuente, para salud y remedio de los enfermos y necesidades; Hazlo saber así a todos"

En prueba de que la visión no había sido espejismo, Diego se levantó a la vista de todos, totalmente restablecido.

Aconsejado por Fray Hernando García Rendón, guardián del convento de Nativitas, Lázaro se encaminó a Tlaxcala para comunicarle el mensaje del Arcángel al gobernador de los nativos, que lo era entonces don Gregorio Nacianceno, cacique muy principal, estimado por los virreyes, respetado por los nativos. Después de oír el relato, el gobernador lo trato con aspereza, diciéndole que no era creíble que San Miguel se apareciera a un pobre indio, cuando habían tantos clérigos, obispos y gente noble que merecían ese honor. Mandó a uno de sus alcaldes que averiguara el caso y el resultado fue adverso, pues que MS para que siempre viene existido una fuente y, un poco más abajo una posa de aguas verdes llamada Tzopiloatl (agua de su pilotes) , Ante lo cual, el gobernador amenazó con castigar a Diego en Lázaro si persistía en su necedad.

 

Read 678 times Last modified on Domingo, 14 Agosto 2016 23:50

Fiesta Anual en San Miguel del Milagro, Tlaxcala.